Lunes, 29 2021 Noviembre

Gustavo Adán Montes Giraldo en una de las calles de Granada vendiendo chance y lotería. Gustavo Adán Montes Giraldo en una de las calles de Granada vendiendo chance y lotería.

Un recorrido por la vida de don Gustavo Montes, el lotero del pueblo

Escrito por  Jeison A. Giraldo Nov 08, 2021

En los potreros de la vereda Los Planes todavía se escuchan los gritos que le pegaba la mamá a don Gustavo Montes. Era una relación tan buena que se comunicaban de montaña a montaña, por suerte para los dos, ella tenía buenos pulmones y él un buen oído.

El día que las FARC se tomó y destruyó el pueblo, precisamente cuando sonó la bomba en la variante, él estaba abriendo la puerta de la casa, que queda ubicada por el sector Cristo Rey, en la salida hacia Medellín, un segundo piso. Me contó que fue tanto el susto cuando sintió la explosión que subió las escaleras de su casa cual si fuera un papel que se lleva el viento.

A partir de ese día comenzó a dificultársele la escucha y actualmente tiene unos aparatos que le ayudan a oír mejor lo que las demás personas dicen. Antes de iniciar la entrevista me advierte que debo ser muy paciente con él precisamente por eso.

Es un hombre tranquilo, así es el estilo de vida de don Gustavo ‘el papá de los Monte-Rico’, pero no son Monte – Rico: son Montes Rico por el apellido de su señora Margarita Rico oriunda de Buena Vista, Quindío.

Después de salir de la vereda Los Planes, se aventuró a trabajar como campesino en el eje cafetero, y allá conoció a Margarita, se enamoró y, luego en Caicedonia, se casó con ella y tuvo 6 hijos.

Fue chivero, tenía un carro al estilo willys, y transportó varios campesinos en Granada, conoció las entrañas del pueblo, casi que cada rincón fue visitado por él. Su vida está dividida en etapas y tiene medido el tiempo que duró cada una de ellas. En el Quindío, vivió varios años, cuando me quiere dar la respuesta de cuantos años vivió allá, el hombre saca su calculadora al mejor estilo de los chanceros, y hace cuentas para no decir datos que no son.   

Respira profundo y dice: me llamo Montes Giraldo Gustavo Adán, ese es su nombre completo. Lo dijo entonado, con disciplina, como si fuera un militar. Cuando volvió a Granada se dedicó al chance y la lotería, era el coordinador. En ese entonces el chance era manual y él se encargaba de recibir las loterías de todos los chanceros que había en el pueblo. El reconocido granero ‘El Tigre’ también fue administrado por él.

Sus trabajos han servido para relacionarse con los demás, por eso conoce muy bien a los granadinos. De las cosas que más resalta de sus paisanos está la amabilidad y el servicio.

 

 

 

Otras publicaciones

« Noviembre 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
  1. Popular
  2. Tendencia
  3. Comentarios