Viernes, 27 2022 May

En UCI por COVID 

Escrito por  Jeison A. Giraldo Mar 19, 2022

Antes de despertar en la sala de cuidados intensivos, ella soñó que veía al papa Juan Pablo II, “estaba en un cuarto de color blanco… todo era blanco, yo estaba vestida de color blanco y saltando en un colchón y yo le gritaba Juan Pablo, Juan Pablo”, pero él no le oía. 

Por: Jeison A. Giraldo.

Twitter: @Pacho_Carlos

Cuando finalmente se despertó luego de todo ese tiempo, aún sin poder hablar nada, se dio cuenta que estaba en el hospital La María y que supuestamente “el día antes la habían conectado a unos aparatos porque le había dado COVID”.

Lo que ella no sabía era que habían pasado 77 días desde que el enfermero que la acompañaba en la ambulancia, cuando la trasladaban de la Unidad Intermedia de Castilla al hospital La María, lagrimeaba cuando ella le preguntaba “¿cierto que no me van a intubar?”.

Aunque ella casi no podía respirar, cada palabra que le decía al enfermero ese día del traslado era a cuenta gotas, tenía la esperanza de que el enfermero le respondiera que no. Tenía mucho miedo. 

Ella cree que se contagió celebrando el cumpleaños. Decidió salir a compartir algunos tragos con sus primos y desde esa noche, comenzaron los síntomas. Congestión, perdió los sentidos del gusto y el olfato, en el trabajo le daba mucho desaliento y entonces comenzó a alarmarse y fue al hospital.

Los médicos le notificaron que la tenían que trasladar a la Unidad de Cuidados Intensivos UCI y ella llamó inmediatamente a su mamá, cosa que se apurara porque necesitaban que ella firmara.

¿Qué sintió cuando los médicos le dieron la noticia que tenía que ir a UCI?

Mientras ella prepara la respuesta en nota de voz por medio de la aplicación whatsapp, yo pienso en lo que hubiera hecho si recibía esa misma noticia.

Yo Mazamorro, haría un recorrido mental por todos los amigos que he tenido y a cada uno le escribiría un texto.

Al Torito le daría gracias por ser mi hermano de otra mamá, a Dora por ser mi compañía en esta vida, a la Chava por sus consejos de arranque, a Juliana por ser mi polo a tierra, a Jennifer por llegar a mi vida tan de repente y enseñarme a vivirla, a Dubian por creer en mí, a Faiber por la disciplina, a Fercho por ser mi admiración, a Flash por ser tan bello conmigo, a Aleja "el rejo" por haber sido mi primer amor, al Gurre por dejarse insultar, a Peluca le diría que se consiguiera un nuevo pato pa' llevar a Santa Ana, a Jorge por las llamadas inexplicables, a Aurelio por fiarme, a Pichingo por darme tanta importancia, a Sebastián Cuervo por sacarme tanto la rabia…. a mi príncipe Sebastián Martínez le pediría que después de mi muerte, abriera su corazón para irme a vivir en él. 

 

El reflejo de la vida 

El espejo es un instrumento que nos ha vuelto vanidosos, en él se pueden ver los defectos y, además, nos muestra de qué manera se ha envejecido nuestro cuerpo. Nos gusta agradar, le modelamos y hasta le hacemos caras porque nos encanta vernos bien frente a él.

Estefanía recuerda que lo último que vio antes de ser intubada, fue a la mamá en una figura de ángel guardián, presentada en forma de madre que fielmente está al cuidado de los hijos. 

La mamá sufrió desde que Estefanía comenzó a presentar quebrantos, hasta que se recuperó. 

La última escena que ella vio, antes de ser intubada fue un espejo transparente y detrás de él a su madre llorando, era un espejo que las dividía a ellas dos en un hospital, es una especie de cuadro, que esta vez no nos hace vanidosos, nos muestra la debilidad y ahora es sinónimo de despedida, de incertidumbre, de nostalgia… un vidrio transparente que refleja lo que es la vida. 

Con la mano, Estefanía, le hizo señas para que le diera la bendición y también de que se corriera para no verla más porque eso le afectaba mucho, no quería que ella la viera quedarse dormida.

Esa posiblemente sería la última vez que se verían, esta vez tras un espejo al que no somos capaz de sonreírle.  

La luz al final del túnel

Cuando estaba en la habitación, todavía no podía hablar, entonces para comunicarse tenía que ser por señas. Las enfermeras permanentemente iban a la habitación, estaban pendientes de ella para atender las cosas que necesitaba. Un día mientras las enfermeras le estaban poniendo los medicamentos “un señor moreno con un sombrero de color blanco y camisa gris entró y me repetía: no se vaya a quedar sola, no se vaya a quedar sola”.

Ella comenzó a llorar y agarraba a la enfermera de la mano para que no se fuera, entonces la enfermera le preguntó “¿lo vio?”. Ella movió la cabeza asintiendo y entonces la enfermera le contrapregunta “¿dónde está?” y Estefanía le hizo señas de que estaba detrás de ella.

Esa noche ese señor no la dejó dormir “me reblujó el nocherito que hay en el hospital para poner las cosas personales, me abrió la llave del lavamanos y me desconecto. Ja, esa noche vi la luz al final del túnel y creí que me iba a morir, hasta que no me cambiaron de habitación no me recuperé del todo”.

 

Otras publicaciones

« Mayo 2022 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
  1. Popular
  2. Tendencia
  3. Comentarios