Domingo, 26 2022 Junio

Miguel ‘Chirrillas’, 45 años recorriendo el departamento y el país al volante

Escrito por  Faiber Salazar Mar 10, 2022

Aunque sus primeros años de vida los pasó realizando las labores del campo en la vereda Los Planes y otras cercanas, esto cambió al llegar al pueblo, en donde se empezó a relacionar con varios transportadores que más adelante le dieron trabajo de ayudante hasta que empezó a conducir.

Por: Faiber Salazar.
Twitter: @Soy_Fai.

“Yo estudié en la escuela de aquí, después me llevaron pa la vereda Los Planes. Por allá me puse a trabajar cargando y metiendo caña en los trapiches en la vereda El Edén, Guadualito, por todos esos Planes, y después me entregué al destino de la gasolina”, relata don Miguel Vásquez, mientras se alarga en algunas pausas para poder recordar cada detalle de aquella época.

Condujo escalera, carros particulares y hasta camión en sus casi cinco décadas recorriendo las vías de Antioquia y el país, pero hace ya cerca de tres años que ‘Chirrillas’, como es más conocido don Miguel, dejó los carros o “la gasolina”, como también les llama, por sus problemas de visión.

“Me fui metiendo a los carros hasta que resulté trabajando de ayudante, y después saqué el pase y me patenté. El primero que me largó carro chiquito fue el finado Abelardo Zuluaga, que llamaban ‘Millonario’, me mandó con la primera carrera pa Cocorná. Trabajé pa San Carlos muchos años de ayudante primero, y manejando escalera para allá después. Trabajé para la Costa camión, yo trabajé pa Barranquilla, Cartagena”.

Próximo a cumplir 87 años, y habiendo dedicado casi la mitad de ellos a transportar personas y carga, don Miguel reconoce que fue gracias a los carros como logró sacar adelante a su esposa y sus seis hijos.

“El primer automóvil que compré con el finado ‘Trampas’ era un Ford 46, desde ahí comencé sociedad con él hasta que me independicé y conseguí mi carrito pequeño y trabajé por ahí 45 años de cuenta mía. Gracias a Dios con eso levanté la familia y hoy tengo mi casita propia desde hace muchos tiempos”.

Habiendo tenido cerca de 30 vehículos durante los años que se desempeñó como chivero, Chirrillas recuerda con especial cariño el primer carro que tuvo, y otros con los que al igual que en ese, tuvo la fortuna de recorrer kilómetros y kilómetros, y de conseguirse su sustento.

“Por ahí 30 carritos de automóvil tuve de cuenta mía. El carro que más alegrías me dio fue el Ford 46 que yo tuve y un Fordcito 54 muy bonito. Después pasé a los Dodge Dart, a los nueves, y fui pasando hasta ahora que trabajé el último, un Sprint modelo 96”.

Aunque ya no detrás de una manivela, don Miguel mantiene una estrecha conexión con quienes conforman el gremio de transportadores en la actualidad y todavía, de vez en cuando, recorre algunas carreteras acompañando a sus colegas y recordando anécdotas de sus años al volante.

Otras publicaciones

« Junio 2022 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
  1. Popular
  2. Tendencia
  3. Comentarios